Vivir por la ficción

Por: Julio Carrascal

 

 

 

Hay como una llegada de un pragmatismo

muy insólito y muy poco redituable en estas pampas,

que va dejando de lado la idea de que la ficción es algo necesario.

Se abandona la idea de que para vivir también se necesitan ficciones.

Osvaldo Soriano

images

 

 

El escritor, cronista y periodista argentino Osvaldo Soriano publicó su primera obra, Triste, solitario y final en 1973, convirtiéndolo en el escritor vivo más leído de su país, en el marco de la narrativa post-boom. Su texto inicial trata de la aventuras del detective de ficción Philip Marlowe junto a Stan Laurel (más conocido como El Flaco) y el propio Osvaldo Soriano. Adicionalmente, entre otros personajes se puede encontrar a Charles Chaplin, John Wayne y demás.

La novela se puede dividir en dos partes; primero, donde se cuenta el deseo de Laurel por averiguar por qué ya no es contratado para alguna película, y para lograr su objetivo, decide contratar los servicios del detective Marlowe. La segunda parte se ubica en años posteriores a la muerte de Laurel y cómo el personaje creado por Raymond Chandler (Philip Marlowe), continúa con el pedido del Flaco ayudado por Osvaldo Soriano.

En sus casi doscientas páginas se nos presenta una historia entretenida sin grandes dilaciones en las descripciones y cavilaciones de los personajes o del narrador. Soriano hace buen uso de las formas periodísticas para entregarnos una novela sobre las peripecias e infortunios de los personajes. No se trata de la historia de una familia, de un grupo social o político; simplemente es una novela de individuos.

Al desarrollarse la historia, los incidentes y características de los personajes producen una desmitificación de éstos. Los rasgos que podían ser atribuidos a  John Wayne, Charles Chaplin, Elizabeth Taylor, Stan Laurel, Oliver Hardy, entre otros, son ironizados e invertidos. La novela ironiza con el papel de cada uno de estos personajes en la vida cotidiana. Actúan o son de una forma completamente distinta a lo que intentan representar en sus películas. Para estos personajes hollywoodenses y todos los demás, la ficción será una herramienta de trabajo en un mundo donde lo principal es subsistir; en un mundo donde sólo interesa ofrecer algo consumible en el mercado.

descarga

Sin duda lo que llama la atención no solo es este carnaval de los actores de cine, sino la introducción abierta y sin reparos del mismo autor como personaje. Entonces, la novela que tiene como protagonista a Philip Marlowe se presenta como una antesala de lo que sería una novela sobre el Gordo y el Flaco. Sin embargo, el propósito inicial del narrador de introducir a su propio autor como personaje es el de presentar la idea de que todo convive en un solo plano; para aquellos sujetos que han sido afectados por los productos de la cultura de masas (Hollywood) la línea divisoria entre ficción y realidad no existe.

Triste, solitario y final representa un doble sentido frente a la ficción y la cultura de masas. Por un lado, se reprocha a las masas haber trastocado las fronteras realidad-ficción, habiendo banalizado productos de la alta cultura para su inmersión al gran público. Esta homogenización cultural supone homogenizar la realidad y la ficción. Por otro lado, la cultura de masas proporciona una solución a lo expuesto en el epígrafe inicial: “Se abandona la idea de que para vivir también se necesitan ficciones.” Es decir, la ficción vuelve a ser necesaria en cuanto, dentro de una sociedad de consumo, es el medio de sustento para los personajes ya sea a nivel económico u ontológico, en palabras de Stan Laurel sobre su trabajo junto con Hardy: “hacíamos lo único que justificaba nuestra vida: filmar”

 

 

Anuncios

Un comentario en “Vivir por la ficción

  1. Libro que habrá que conseguir y leer. Siempre me han fascinado las figuras de el gordo y el flaco, Chaplin. Como siempre está el problema de Hollywood y sus actores que llegan a ser olvidados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s