Las trampas de un mundo al revés

Por: Fausto Barragán

 

 

 

descarga

“Daniel Aparco (1974), estudió Fotografía e Historia del arte en Ginebra (Suiza), donde ha realizado numerosas exposiciones fotográficas. A su regreso al Perú obtuvo el Premio Nacional de Cuento Infantil-Juvenil “Perú mágico y Fantástico” por su antología Viajeros de Diciembre (Editorial Bruño y Municipalidad de Lima, 2009). Con esta novela reafirma su particular estilo narrativo y la singularidad de los personajes de su primer laureado opus: el pasajero perdido, híbrido y sin tiempo.”

Trampa para jóvenes escritores (Paracaídas: 2012) nos cuenta la historia de un aprendiz a escritor, Gabriel, que viaja por diversos lugares (dentro de su imaginaria y excéntrica Suiza) y tiempos en busca de fragmentos, que por instantes asoman materializándose en personajes como Pat, o su desaparecido amigo Fredo, pero que en el realidad, responden a necesidades existenciales mucho más fuertes. Los recuerdos y vicisitudes del protagonista, oscilando entre reuniones de café, bares, alcobas, la calle, la muerte y la locura, que dicho sea de paso, mantienen diálogo con una novela mayor, el clásico de Julio Cortázar, Rayuela, son los que se encargan de conformar los soportes de la narración.

La cotidianidad, mezclada con pasajes surrealistas, recorre los lugares frecuentados por almas confundidas y desoladas que por lo general resultan ser artistas, o quizás dementes que bailan sin rumbo, pero que al fin y al cabo, son los que alimentan con destellos fugaces de su presencia, esta novela. Aún así, hay momentos que le restan calidad al texto, por ejemplo, en las divagaciones de Gabriel y su “ligera” relación con los personajes a lo largo de su periplo. Si bien el autor se sirve de esta obra para explorar sus propios dominios dentro la hoja en blanco, rescato la historia de búsqueda de su protagonista, que enfrentado a situaciones adversas, aparentemente indiferentes, logran hacer mella en él.

Una constante dentro de la novela es el planteamiento inconcluso de situaciones ficcionales que al estar acompañadas de omisiones (por ejemplo, la ausencia de concreción de lugares, o la precaria descripción de personajes) y la falta de consistencia en la construcción de los espacios referidos, la vuelven imprecisa por momentos, pero que luego, al retomar la velocidad inicial a través de las acciones, logra encontrar el lenguaje preciso para sostenerse a sí mismo. Por otro lado, vemos cómo en este descubrimiento, el narrador, coincidiendo muchas veces con el protagonista, presenta al lector una tímida lucha entre contar los sucesos (con un lenguaje ágil y directo) y describir las imágenes (con un lenguaje más poético) dentro del mismo espacio. Esta pugna se da a cada instante envolviendo a la historia con un halo de sofocantes imprecisiones e imágenes surrealistas, para luego emerger aún viva, con el hilo de la narración.

En complicidad con su rótulo, Trampa para jóvenes escritores, nos sugiere que el mismo narrador deja pequeñas trampas, desde los personajes evanescentes, los monstruosos paisajes cerrados, a los diálogos infructuosos, etc., para descubrir qué caminos no tomar en su propia escritura, en la que presumo, se puede concebir como experimentación, al ser esta su primera incursión literaria. Esta prosa busca el lenguaje apropiado, que no escatima en ofrecerle al lector capítulos enteros de tal desesperación, sin guardarse nada, exponiendo el proceso de andamiaje de la novela en vivo y en directo.

Entonces, nos quedamos con el título, y con la promesa de que su próxima publicación nos devele los eslabones ocultos, los vacíos, y las “trampas” que dejó, de la fuimos testigos (algunos víctimas) en esta interesante entrega; porque sí, me quedo con la lucha perenne del lenguaje sobre-explotado por el autor, y la travesía utilizada como tema para esta novela; en el riesgo de fracaso, de no soportar mediante su prosa ornamentada una historia tan compleja y enrevesada, con diferentes caminos, los cuales algunas veces (pues nos lo indica) puede que sean sin salida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s