Buscar el centro de las cosas

índice

Hace poco vi la película El orden del caos (1998), o Pi, como la conocen otros, de Darren Aronofsky, y debo aceptar que quedé sumamente complacido.  La trama aborda la obsesión de Maximiliam Cohen, aunque reconocido matemático, algo reservado, y su búsqueda de un número de 216 dígitos que le dé sentido a todo: la naturaleza, la vida, el caos. Para él, la vida no es solo un simple azar. Por más que así parezca, existe un orden, una pauta, una regla que rige a todas las cosas que componen este mundo. Pero Max no será el único en darse cuenta de ello; existen otros personajes que si bien sus respectivos fines varian, coinciden acerca de quién es el portador de ese gran poder.

Las imágenes, al fiel estilo aronofskyano, cámaras en constante movimiento, pinceleadas surrealistas y diálogos violentos, mantendrán pegado al público de principio a fin con esta búsqueda, que no será en lo absoluto indiferente, a medida se introduzcan en la mente de Max. La ansiedad acompañada de una retorcida necesidad por conocer aquello que está ahora flotando, estallando, muriendo en el aire, los invadirá. Antes de ver la película, recomiendo dejar los escrúpulos afuera; aunque sea un momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s