oraciones y lágrimas

índice

La responsabilidad de mirar fíjamente a los ojos de un futuro cadáver, del cual te sirves para tu beneficio personal, y decirle que todo estará bien. Al comienzo es fácil. Puede que el profesional dentro tuyo hable muy confiado sobre esta “nueva” experiencia. Puede ser que se planifique con sumo detalle, pero también puede que, a pesar de todo, todo se salga de control. Al igual que el confundido delincuente que irrumpe en una casa para robar unos cuantos billetes, termina matando a una familia entera, tan solo por descubrir dentro de sí un enorme vacío, conflicto, caos, en el momento equivocado lamentablemente . Tener que conversar con un sentenciado a muerte, con el simple objetivo de recopilar información, pero descubrir en el intento que no era ningún monstruo tal como todos los consideraban, sino una persona como tú, como yo, como todos los demás. Una vez escuché en una película, no recuerdo en cuál (espero que me ayuden en algún comentario), la siguiente frase: “¿sabes cuál es la diferencia entre tú y un asesino? Tú lo pensaste, él lo hizo.” Hasta dónde pueden llegar nuestros nervios, cordura y razón. Hasta dónde puede ser que nos ayuden o traicionen. Nacemos malos o nos volvemos malos. Tienen mi invitación a pensarlo mientras ven esta recomendable película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s