La fosa de la verdad

DSC_0140 Por motivos de la exposición desarrollada en La Casa de la Literatura Peruana titulada “Sebastián Salazar Bondy. El señor gallinazo vuelve a Lima”, fue publicado un interesante artículo de Juan Carlos Ubilluz titulado: Cristina Planas y sus feos gallinazos, en el que comenta (y empalma a la vez) la figura de esta majestuosa ave tan emblemática de nuestra ciudad, con la obra de un tremendo intelectual como Sebastián Salazar Bondy (entre otros autores) y por qué no, con la misma sociedad que hoy, luego de tantos años de fundada, seguimos maquillando a diario, a partir de la obra artística de Cristina Planas, ubicada en la Av. Hernando Lavalle (los Pantanos de Villa), Chorrillos.

Pero ¿En qué consiste la obra de Cristina Planas?, sencillo: en grupo de cabezas de gallinazos puestas sobre maltratadas palmeras. ¿Qué efecto estético tienen? Ustedes decidan:

0da27463-9808-4dac-a947-2f120ed802be   El texto si bien parte del polémico rechazo de los vecinos de la zona por  la creación de esta “obra artística”, transita por otros incómodos lugares, abriendo capítulos inconclusos que nos compete a todos como moradores de esta ciudad. A partir de diversas incógnitas como: ¿Por qué los vecinos rechazan esta obra? ¿Qué es una obra de arte? ¿Por qué el gallinazo? ¿Qué representa para Lima?, y muchas más, es que el autor nos expone la historia de un personaje tan presente no solo en el escudo de nuestra ciudad, sino, si nos ponemos a pensar un poco, dentro de cada uno de nosotros, debajo de nuestro particularísimo disfraz.

Repasando la historia de este animal como referente de la ciudad de Lima, no pude evitar dejarme embargar por la interesante relación entre el cambio que experimentó esta ciudad como consecuencia de los procesos de migración y el cambio en la apreciación social a la largo de los años del gallinazo como protagonista, positivo o negativo, de nuestra Lima. Asimismo, Ubilluz tiende un puente con la obra de Sebastian Salazar Bondy, específicamente con su cuento “El señor gallinazo vuelve a Lima”, en el que a través del narrador (el gallinazo), Salazar Bondy cuenta su experiencia al ver a una Lima distinta que, lejos de las reuniones palaciegas, las modas y el recato de una ciudad perdida en sus recuerdos, irrumpe en su violenta realidad, llena de basura, de bulla, de vendedores en las calles, sobrepoblada, etc. Ubilluz hace referencia a la figura del gallinazo en la literatura peruana, tomando como ejemplo a dos reconocidos narradores locales: Julio Ramón Ribeyro (“Los gallinazos sin plumas”) y Sebastián Salazar Bondy (“El señor gallinazo vuelve a Lima”), en la que, señala el autor, su condición ha transitado hacia el terreno de lo negativo, nocivo y marginal. DSC_0130

Esta muestra nos recuerda la contradicción vigente y galopante a la que estamos irremediablemente atados. Yerta, imponente, interpela a la cucufatería propia de la Lima vieja, esa que no se agotan todos de mentar, pero solo lo más “bonito” de ella. Estos gallinazos nos hacen el favor de sacar el polvo debajo de la alfombra. Por ello es necesaria su presencia hoy en día; que moleste, que incomode, que nos diga que el país no anda bien, no como se empeñan en mentirnos las grandes marcas transnacionales en boca de payasos mediáticos que bailan al compás de otros. El Perú, Lima, no está bien, de hecho, nunca lo estuvo, y este obra, es su sincero homenaje.

No he tenido la oportunidad de apreciar la obra “Los guardianes de la reserva” personalmente, y teniendo en cuenta el bruto viraje de percepción del arte que Lima está experimentando, será mejor que me apresure, antes de encontrarme con algún tipo de “bonita obra artística” , o peor aún, con extraños pájaros amarillos, en vez de este auténtico golpe que ancla nuestra identidad, aunque muchos no quieran reconocerlo. Por ello, en estos días de calor y sol intenso, sé que es difícil, pero cada vez que levanten la mirada y observen a esos habituales monstruos negros, no los miren con rechazo ni extrañeza, sino con respeto y familiaridad, que ellos, desde arriba, conocen mucho más a esta ciudad, su ciudad, mejor que nosotros; es un hecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s