La soledad de Lucille

Hace un par de horas te marchaste dejando en la más extraña orfandad a Lucille. Dicen que fuiste un descargaextraordinario músico, nacido en tierras donde al algodón crecía, al igual que la sombra de tu padre mientras se marchaba para nunca volver. Estuviste en los inicios turbulentos de aquella historia que muchos, sin éxito, intentan imitar. De lo azarosa que fue tu vida, encontraste la manera de ser libre, haciendo lo que sabías hacer mejor, viviendo de lo que sabías vivir mejor: de la música. Por ello, sin pensarlo, por caprichos del destino, las llamas a las que desde niño estuviste acostumbrado, no te sirvieron para hacerla frente a unas que se salieron de control en una de tus presentaciones. Quién pensaría que luego de ese día, estarías de su mano hasta siempre: ese día encontraste a Lucille. Pero una noche, cerraste los ojos para marcharte, sumergido en tus propios recuerdos, en el calor, en el sudor y en dolor de todos estos años, porque en el fondo, lejos de todo éxito fama y reconocimiento, el blues es ello. Ahora, ya no la sientes, pues se la heredaste a Lucille, que apoyada en un rincón de tu habitación, observó cómo tu alma salía presta sin avisar a nadie. ¿Quién tocará a Lucille?

Riley Ben King (B.B. King)

(1925-2015)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s