Lima: ya nada me sorprende

Esta mañana, de hecho, hace unos minutos, leo la indignante noticia sobre el retiro de las veinticinco esculturas de cabezas de gallinazos que Cristina Planas, en un intento por sincerar a la población limeña, al recordarles su verdadera identidad, así como hacerles presente la importancia de cuidar nuestro medio ambiente, inauguró a fines del 2014 en la entrada de Los Pantanos de Villa (Chorrillos). Como sabemos, aquellas esculturas fueron colocadas sobre 25 palmeras, con lo que se buscó dar la apariencia de ser gigantescos centinelas, testigos de una ciudad que les da la espalda y no los (se) acepta por completo. Ante este hecho, el (como siempre) responsable principal, que viene a ser la bendita Municipalidad de Lima, argumenta que esta decisión obedece a motivos de “seguridad”, ya que las esculturas debilitaban las palmeras y daban la impresión de caerse, así como por recuperar la “belleza” natural de aquel lugar; belleza que, según ellos, fue arrebatada al momento de llevar a esas mayúsculas aves hacia la cima de las palmeras. Por más que mencionen cuán informada estuvo la autora de la (no sé con qué fin) decisión edilicia, no dejo de lamentar esta noticia que definitivamente termina por empañar este día.

descarga

Anuncios

3 comentarios en “Lima: ya nada me sorprende

  1. Estimados Señores,
    Me dirijo a ustedes en relación con la noticia publicada en el portal de la MML el dia 6 de setiembre sobre mi muestra” Gallinazos”, para poner en su conocimiento que fuí denunciada por del funcionario Aldo Solimano Director Técnico de Prohvilla, funcionario de la actual administración de la Municipalidad Metropolitana de Lima y que dicha denuncia ha sido desestimada, como consta en la resolución 02-2015 del casoN°706100901-2015-1040-0.
    Hace unos días la 1°Fiscalía de Prevención Lima- Sur archivó definitivamente la denuncia en mi contra presentada por dicho funcionario edil, por inconsistente y faltar a la verdad luego que haber verificado y comprobado la veracidad de los documentos que se acreditaron, tanto el permiso que me otorgó la Municipalidad Metropolitana de Lima como las coordinaciones realizadas para la instalación del proyecto artístico Gallinazos en los Pantanos de Villa, obra que estuvo en la agenda cultural del MINAM en el marco de la Conferencia Mundial del Cambio Climático, COP20 2014.
    Adicionalmente, la autoridad fiscal se ha pronunciado respecto de los supuestos peligros que entrañaba el proyecto, señalando que: La instalación “Gallinazos” (las cabezas de los gallinazos ubicadas encima de las palmeras muertas) NO REPRESENTABAN NINGUN PELIGRO para el tránsito ni para las personas en Los Pantanos de Villa.
    Aprovecho la ocasión para informarles que Gallinazos, la obra que reivindica esta antigua ave recicladora del ambiente, fue una de obras con las que me presenté al Concurso Internacional de Arte Emerging Voices, convocado por el Financial Times de Londres y Oppenheimer Funds. Habiendo sido seleccionada como finalista, asistiré el próximo 5 de octubre a la ceremonia final para la entrega de premios Emerging Voices que se llevará a cabo en la Biblioteca Pública de New York.
    Agradeciendo la atención que sirva brindar a la presente, me despido.
    Atentamente,
    Cristina Planas

  2. Estimada Cristina:

    Estoy agradecido y sorprendido por el honor de tu respuesta. Definitivamente los tentáculos ediles que atentan contra la cultura patrimonial en la actualidad, son deplorables, tanto o más que el conocimiento que estos aducen tener sobre nuestra cultura nacional, como por ejemplo, hace poco, la efemérides por la muerte de “Riveiro” lo demostró de forma notable. Qué excelente noticia que la Fiscalía haya desestimado aquellas desleales acusaciones; es bueno saber que al menos, algunas instituciones públicas cumplen con su función. Por otro lado, celebro el reconocimiento que te ofrecerán en la Biblioteca Pública de New York, este octubre próximo. Es saludable ser consciente de la constancia artística parida en esta ciudad tan necesitada de bofetadas como las que diste, que si bien no logra calar en la misma (sea por trastabilladas municipales), reboza de resplandor aún a kilómetros de ella.

    Saludos cordiales,
    Fausto Barragán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s