¿TENEMOS TERROR CLÁSICO?

descarga

Esta mañana, mientras viajaba en el Metropolitano, pude leer el periódico de una persona que, indiferente, le daba una rápida revisión. En él, un titular me interesó de sobre manera, y más aún, al cotejarlo con la imagen que lo acompañaba: Milene Vásquez (una de las meretrices de Mañana te cuento). Pero, en resumidas cuentas, ¿cómo bautizaron el bendito artículo? “HEMOS DECIDIDO VOLVER AL TERROR CLÁSICO”. Como es obvio, intenté recordar con qué fin se relacionaba a esta actriz con el género del terror o, por último, cuál era la naturaleza de sus comentarios, hasta que lo vi, en la bajada del texto: Cementerio General 2. Entonces, en ese preciso momento, todo adquirió un atroz sentido. La entrevista se dio en el contexto del estreno o rodaje (no lo sé con seguridad) de la secuela de Cementerio General. Es por esa razón que me pregunté ¿De qué carajos habla? Es decir, al mencionar la palabra “volver”, asumo de inmediato que ella considera que existió un viraje precedente tomado por otros directores dentro del mundo cinematográfico del terror. Pero, ello implicaba un detalle que probablemente Milene no advirtió: no tenemos más de una (siendo generosos) película de ese género, parida en nuestra capital, que dicho sea de paso, es la misma en la que ella participó. Entonces, a qué acepción (si es que presenta más de una) se refiere con “volver”, es un misterio. Por otro lado, siendo concesivos con la naturaleza de la respuesta, asumamos que no se refiere a su película, sino a la expectativa que ella le produce; solo como apreciación. Con mayor razón habría que preguntarle qué entiende por “terror clásico”. Sinceramente espero equivocarme con este comentario prejuicioso y que sus respuestas a esta eventual pregunta sean The Texas Chainsaw Masacre,  Suspiria, Hellraiser, Pesadilla en la calle Elm, hasta Rec, entre otras de la misma índole. Sinceramente no vi la precuela protagonista de este jodido texto, pero sí vi el tráiler en el cine, y déjenme decirles que deseaba hundirme en el asiento y desaparecer por la vergüenza ajena que provocaron en mí esas cámaras imprecisas, gritos gratuitos, y en general, todo su hedor a incipiencia. Lo hecho, hecho está, es cierto, no puedo revertir que esta cinta sea uno de los precedentes del cine de terror de mi país, pero sí, cruzar los dedos para que pronto lleguen producciones decentes que sepulten de una vez por todas en su maldito panteón a esta película que, estoy casi seguro, lamentablemente daré de qué hablar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s