¿A dónde estarían dispuestos a llegar por enmendar la insípida vida que han tenido? ¿Se lo han preguntado alguna vez? Bueno, si es que no tienen la oportunidad de descubrirlo, pueden ver el periplo que nos presenta el director danés (ganador del Oscar) Anders Thomas Jensen, en su elogiada película Luces intermitentes.

Estos cuatro criminales, liderados por Torkild, se han granjeado una reputación promedio en el mundo criminal. Sin embargo, el día del cumpleaños de su líder, dan un golpe “millonario”, y, gracias al jugoso botín,  tienen la oportunidad de marcharse lejos de todo. Así, en el transcurso de su convivencia, serán interpelados por sí mismos, cada uno de ellos, enfrentando hasta los cimientos el lastre de una vida que nunca habían reparado en comprender. Además, claro está, serán perseguidos por otros criminales que no descansarán que Torkild haya saldado su deuda con ellos.

Con disparatadas figuras propias de Tarantino y un humor registrado en los Coen, aparece esta descabellada y tierna historia que nos recuerda que no importa cuántos músculos, tatuajes o muertos llevemos con nosotros, siempre se puede tener una segunda oportunidad. Véanla, les aseguro que no se arrepentirán.

 

Luces intermitentes

Anders Thomas Jensen

Suecia (2000)

Anuncios