La inmortalidad y los Cien años…

No me atrevo a verter demasidas palabras en homenaje a este grande de las letras en hispanoamérica que nos abandonó el día de ayer, pues en todos lados lo más que abunda es ello, palabras. Solo me queda expresar mis respetos, más que dolor o cualquier calificativo amigo. No lloro, nunca lo conocí. Pero sí lo despido, con una profunda admiración. Me dejé engañar por sus bellas mentiras, por su mundo, por su forma de hacerme ver todo. Gracias. Descansa en paz.

Pongo este documental, al ser el culpable de haberlo conocido.

 

 

Anuncios

A dos meses de tu partida…

Por: Fausto Barragán

Hoy se cumplen dos meses del sentido fallecimiento de un gran músico y artista, querido y respetado no sólo en la industria del hip hop, sino de la música en general: Adam Yauch, o más conocido como MCA. Después de largos meses de una intensa lucha contra el cáncer que se le diagnosticó el 2009, terminó siendo derrotado  por ella, el 4 de mayo del 2012, dándole una amarga sorpresa a todos los que conocían y respetaban su trayectoria musical, como miembro de los siempre recordados Beastie boys, formados (antes de llamarse así) en 1979.

Les recomiendo que se tomen la molestia de escuchar algunas canciones, a parte de la ya renombrado Sabotage, y conocerán porqué del respeto para con ellos, y su aporte a la música, que dicho sea de paso, se sirvió del jazz, funk, punk, rap, etc. Descansa en paz MCA.

A la memoria de un olvidado

Por: Fausto Barragán

Si bien es cierto que no tengo vela en este entierro, o que no soy alguien que debiera emitir un juicio sobre el tema que estoy por contarles, me tomo el atrevimiento, por considerarme un incondicional admirador de esta banda. Y bueno, la banda de la que hablaré es “Alice in chains”, que actualmente, bajo ese “sagrado” nombre, están dando vueltas por ahí, recaudando dinero, estando en presentaciones, sacando discos, y (creo yo) manchando un nombre que debió morir hace 10 años, y más aún, hace un año y un par de meses, para ser exacto.

Cuenta la historia que mientras Layne Staley, tras bastidores, vomitando cada 5 minutos, y con la adicción a la heroína en su rostro, ingeniándoselas para salir al escenario, su “amigo”, el fundador y compositor Jerry Cantrell, tenía planes para “Alice…”, más de los que la misma banda podría soportar.

Pero este texto, más que hablar de la banda, o hablar de las arteras acciones cometidas por Jerry Cantrell dentro de la misma, me referiré principalmente a la muerte, ya hace más de un año, de uno de sus miembros. No. No será de Layne, ni de ese “desafortunadamente” antipático reemplazo, llamado Mick Inez, ni de su baterista, que si bien es un miembro fundador, siempre me pareció un perro faldero de Jerry Cantrell. Me refiero a Mike Starr, que a parte de ser miembro fundador de “Alice in chains”, fue el mejor amigo de (para mí) el oro de esa banda: Layne Staley.

Por qué escribo este texto si no coincide ni con la fecha de su natalicio y con la de su deceso… Bueno, es que simplemente tengo la necesidad de expresar mi desacuerdo con esos personajes, montados actualmente bajo el nombre de “Alice in chains”, cuando no son ni la sombra de lo que fue esa sorprendente banda. Y ¿por qué? Bueno, porque simplemente al “genio” de Jerry Cantrell no le dio la gana de dejar morir a ese monstruo que estuvo destinado a una corta existencia, y que lamentablemente, es lo que es ahora.

En otra oportunidad descargaré mi desacuerdo por “Alice in chains”, que debió llamarse “Jerry Cantrell y sus amigos invitados” como lo sugirió irónicamente Mike Starr años después de su salida de la banda. Y es a este último personaje a quien le dedico mi post. Es que mucho de él me trae inevitablemente a criticar las decisiones o rumbos que comenzó a tomar la banda, y que claro, quellevarían por acabar con Layne. No acuso premeditadamente a alguien, simplemente expongo mis dudas sobre la seguidilla de malas ideas que se tomaron en la banda, la cual, una de ellas, sería la salida de Mike Starr. Es evidente con ello que Cantrell pretendía formar su “propio” grupo, uno a disposición de él. Con la salida de Mike, y un Layne adormecido por las drogas, las cuales empezaban a consumirlo, no sería muy difícil. Ya de por sí, el mismo carácter sumiso de Layne lo permitía, pero… ¿por qué expulsar a Mike? Algo muy grave tuvo que haber pasado para eso. Quizás fue el único que se atrevió a decirle sus verdades a Jerry, o el único que no estaba en  desacuerdo con la tiranía dentro de la banda. Pero bueno, él (Mike) fue el primero en abandonar la tripulación, que dentro de todos los problemas de diversa índole (drogas, excesos, abusos, antipatías) funcionaba como conjunto. Me refiero estrictamente al producto final: su música.

Es así que, mientras Cantrell se esforzaba por hacer más profesional su equipo (arruinando la energía creada por esos cuatro chicos de barrio), acabando con ellos, y cumplía su sueño de crear su propia banda, su sonido, su música. De hecho, lo consiguió: una banda del montón. Nadie me sacará de la cabeza que no sólo tras la muerte de Layne ese grupo musical dejó de ser “Alice in chains”, sino desde la misma salida de Mike Starr, la cual, ya pronosticaba su triste final.